martes, 1 de diciembre de 2015

La hegemonía de un Sueño




¿Cuándo un sueño importa más que los demás? ¿En qué momento descubres que, ese cúmulo de excitantes imágenes, a veces sin sentido... que ese dulce sueño entre otros tantos, es especial?

En la profundidad de tus ojos entrecerrados, sumida en el cansancio y en un adormecido estado febril, de pronto recibes una orden.

Tus ojos se abren como platos, tus labios se curvan tornándose en una pecaminosa y leve sonrisa, tu pulso se acelera y sientes por todo el cuerpo la excitación. 

Aparece ese tambaleo involuntario y a veces invisible de la parte baja de tu cintura, esa cachorrita excitada que hay en tu interior, actitud que rauda rectificas, pues es Él y solo Él quien decide cómo has de servirle, lo que has de ser.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Lucero del Alba



De gran sabiduría y belleza interior, no es la soberbia su pecado… ni ambiciona ser un dios.

Desterrado en escritos y leyendas, de las huestes de ese cielo en el que algunos creen. Avezado guerrero que, armado con el don la palabra, lucha incesante y esperanzado Su particular batalla, en la gran guerra de este mundo que se destruye a sí mismo y en ocasiones parece estar a punto de desvanecerse.

Un extraordinario resplandor brilla en Su interior, y oculto entre bastas palabras e imágenes de libidinosas fantasías, un día, le descubro. 

sábado, 31 de octubre de 2015

Así seré Suya




Hoy creo que empiezo a sentir, hoy siento que podría ocurrir, que algún día le ofrezca mi entrega. Que mi cuerpo, mi alma, mi vida... le pertenezcan.

Que Sus manos susurren en cada curva de mi cuerpo, en cada latido de mi corazón.

Que cada rincón de mi alma estalle en Su permanente presencia, amando, desprendiendo mi luz, que todo mi sentir emane por cada poro de mi piel. 

Que el brillo de Su mirada me inspire y que solo Sus palabras sean, las que reciten mi historia y guíen mi vida.

miércoles, 21 de octubre de 2015

De vuelta a los sueños




Amaneció sintiéndole, palpando a un lado y otro de la cama, buscando a su alrededor, sin encontrar.

Le sentía…

Su sonrisa, Su mirada observándola, grabada aún en sus ojos, el calor de Su piel que pocas horas antes había abrazado su cuerpo desnudo, permanecía ahí, en ella. 

El recuerdo del sabor dulce que sus labios guardaban celosos, como al libar el más dulce néctar, embargándola, haciendo explotar cada uno de sus sentidos.

Pero no estaba allí. No era sino el aroma que permanecía discreto en su cuerpo, en su piel, lo que sentía.

Se abrazó de nuevo a la almohada, cerrando con fuerza los ojos, preservando ese recuerdo, ese sueño fugaz que invadía su mente y que tal vez jamás regresaría.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Ruinas...




"Las ruinas son un regalo... Las ruinas, son el camino a la transformación."

  (Come, reza, ama)      




En ruinas me encuentro... y sin embargo, lejos ya de ese momento en el que andaba desesperada, intentando recoger todos los pequeños fragmentos de mi alma, que recién acababa de estallar en mil pedazos, deseando reconstruirla y que todo lo que amé, lo que desee, lo que anhelaba... volviera. 

No hay nada que reconstruir, nada que cambiar, nada de lo que arrepentirse ni por lo que llorar... ya no. Solo queda curar heridas, que tal vez un día dejarán ver entre ellas la luz de mi alma, que más tarde o más temprano brillará de nuevo.

sábado, 12 de septiembre de 2015

Amigo, Maestro, Amo…. Gracias.




Estuvo siempre ahí, en mis primeros pasos, cuando perdida aparecí a las puertas de Su casa que en breve tiempo fue también la mía y el lugar donde empecé a caminar.

Me observó, vio mi primera caída, me aconsejó en mis dudas y me sostuvo con mano firme para que me sintiera suficientemente fuerte y no volviera a caer.

Sostuvo también mi sentir, sentimientos fuertes que al más mínimo roce o movimiento explotaban llevándose todo y sumiéndome en la más absoluta confusión.
Tendió entonces Su mano mostrándome el camino con Su luz, le abrí mi pecho para mostrar mi alma y se convirtió en mi Maestro, en mi Tutor.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Hablarás...



Hablarás de mi.... Y todo el tiempo que emplees en ello, cada instante, lo perderás de tu propia vida. 
Hablarás y te perderás sonreír, llorar, amar, disfrutar, sufrir, crecer, sentir... yo seguiré haciendo todas esas cosas y muchas más, viviendo intensamente el regalo de cada nuevo día, mientras tú, solo observas... para mañana tener de qué seguir hablando.



vera


                                

sumisa sin Amo



Quizás siento algo sin que nadie lo sepa, sin necesidad de mostrar todo lo que alberga mi alma sino solo una pequeña parte, sin deseos de compartir esa otra parte de mí. O tal vez es simplemente que no me interesa conocer a aquellos que me hacen preguntas absurdas y simples, ocultando pretensiones tan obvias que aborrecen.

Soy sumisa, o no lo soy... Tampoco importa demasiado, si en mi vida, logro que mi alma se llene de la luz que necesita.

Tengo la firme convicción de que conocer a otras personas me agrada, pues me llena, aunque en muchas ocasiones confío y me equivoco... pero solo una es capaz de tocar mi alma y a esa espero.

La perra



Hay un chiste que siempre me ha resultado gracioso. Habla de que, para reconocer el amor verdadero solo tienes que coger a tu novia y a tu perro y encerrarlos en el maletero del coche. Tras varios minutos, lo abres y observas... ¿Quién se alegra de verte?

Yo soy la boba irracional que al abrirse el maletero me lanzaría a los brazos de mi Dueño y le adoraría igual que siempre. Aunque lo poco que me resta de sentido común, me llevase después a "atosigarle" un poco con preguntas para conocer las razones de ese encierro, todo y asumiendo que tal vez El, considerase o no explicármelo.

Desde que me siento sumisa he aprendido mucho de mí observando a mi cachorro, ahora que no está conmigo, quizá incluso más.  
Él está con mi padre, que le da de comer, disfrutan de largos paseos juntos, lo mima tal vez más de lo que debería y le cuida incluso mucho mejor que yo. Mi rubio adora a mi padre, sin embargo sigue durmiendo todas las noches a los pies de mi cama, esperándome.

sábado, 8 de agosto de 2015

FELIZ 8/8



Nunca lo había visto…

Ni siquiera sabía por qué razón había decidido asistir a ese evento sola, Él probablemente no iba a asistir y era lo único que ocupaba su mente, todos sus pensamientos, desde hacía mucho tiempo.

Allí se encontraba ella, saludando a unos y otros, de forma cordial y educada aunque un tanto fría, se sentía algo fuera de lugar pero sabía que en cualquier momento, en cuanto entablara conversación con alguien podría abstraerse y se sentiría mejor.

Todos los asistentes habían llegado y la fiesta empezó a animarse, se encontraba en una esquina de la sala charlando con otra chica de la que su Señor se había ausentado temporalmente, cuando de pronto lo sintió.

lunes, 13 de julio de 2015

El Reloj




Danza mi corazón, siento su apresurado y sonoro latir en mi pecho cual música de tambores anunciando lo que ha de llegar.

Mi calma se torna ansiedad y mi alma canta. Clama premura al reloj contradiciendo así a la letra de ese hermoso y triste bolero. 

Ni siquiera esas palabras de temor a una permanente ausencia, suplicando que el rotundo tic tac se detenga, pueden resultarme tristes ahora... Porque a pesar de todo, esas varillas que ahora se me antojan desesperadamente lentas, en ese reloj antaño tristemente dormido, el tiempo me demuestra que todo vuelve, que todo llega.

martes, 7 de julio de 2015

Suya




Grabada a fuego en mi alma llevo Su marca, cual estigma sagrado de la dulce esclavitud que clama a gritos en mi interior, al desear a tal punto volver a Sus brazos.

Nunca tanto he deseado, nunca tanto he sufrido, a pesar de comprender que tras la larga espera, se encuentra un esperanzador soplo de libertad. Esa que a todas se contradice, mientras el látigo en Sus manos escribe melodías en mi piel y la hermosa crisálida de Sus cuerdas oprime y esculpe mi cuerpo desnudo.

miércoles, 3 de junio de 2015

Calma inquieta



No puedo escribir, no puedo leer, incluso por momentos, me cuesta trabajo pensar...

La ansiedad, la impaciencia y el temor silenciaron mis palabras, mas la esencia de mi alma, a viva voz sigue clamando a la oscuridad que en mis sueños nos une, que encienda en la noche todas las estrellas, para que a pesar de la lejanía, en lo mas profundo de mi sentir, pueda junto a Usted una por una, contarlas.

Bajo mi encapotado cielo repleto de nubes grises, puedo ver la luz del sol que a otros ilumina, me embarga la tristeza al ver, al pensar... solo regresar a mis sueños, lejanos recuerdos, me consuela. Verme a Sus pies, Suya, me hace volver la vista hacia el interior de mi alma y ver esa suave luz, más clara y brillante que la luz del sol, la mas pura de todas.

sábado, 14 de marzo de 2015

Sombra



¿Por qué tanto le siento si sólo existe en mi mente?

Si puedo notar el calor de Sus caricias, Sus dedos sobre mi piel y al bajar mi mirada son los míos los que veo.

Amanezco con la suave luz de la mañana, con el anhelo en los labios de los besos recibidos, con ese tibio dolor de la resquebrajada esperanza, del saber en el fondo, que tal vez jamás vuelva a sentir.

jueves, 12 de marzo de 2015

Las Reglas del Juego



Si a alguien se le ocurriera decir que está jugando al ajedrez y a la vez se dedicara  a pasear un montón de fichas de parchís y un dado por el tablero de cuadros blancos y negros, en el mismo momento en que le vieran, le corregirían diciéndole que no es al ajedrez a lo que está jugando (eso si no le dicen directamente que está loc@...).

Pero al parecer... cualquiera puede "jugar a ser sumis@" y además puede hacerlo como le parezca, porque "cada cual es libre de hacer lo que le plazca" y no hay mas opinión valida ante eso, lo más importante es la libertad de estas personas.

domingo, 15 de febrero de 2015

Baile de Máscaras



Apoyada en ese puente, con la mirada perdida entre esas dos pareces y oyendo únicamente el susurro del agua, julia esperaba. Sabía que francesca no tardaría en llegar.

A penas hacía 48h desde que su Amo la había sentado frente a ese papel y había puesto un bolígrafo en su mano. A ella esas horas 48h que habían transcurrido se le antojaban una eternidad…  Le ordenó escribir una carta, describiendo en ella su sentir, escribiendo todos y cada uno de sus límites, transmitiendo sus deseos y fantasías… todo. julia alzó la mirada hacia los ojos de su Señor, le extrañaba sumamente esa petición, pues Él conocía mejor que nadie, mejor incluso que ella misma, todo lo que le pedía que expusiera en esa carta. Su mirada fue firme y del mismo modo que ella sin mediar palabra le había preguntado, él la respondió con el silencio. Bajó nuevamente la mirada y se dispuso a cumplir los deseos de su Amo.

Sentía el aire frio en sus mejillas como una caricia del viento que la acompañaría toda la noche en ausencia de Su señor.

sábado, 24 de enero de 2015

Ser sumisa



Ser sumisa es…

La forma más absoluta de amar, de ser. Sintiendo que tu entrega va mucho más allá incluso de palabras hermosas que recitar cual… “te entrego mi cuerpo, mi mente, mi alma….”

Es darte entera, absolutamente, sin límites ni condiciones, solo a Él. Olvidar el mundo y dar tu confianza, tu espera,  tu amor, tu sufrimiento, tu vida,  tu dolor, tu sentir,  tu entrega, dando a todo ello un nuevo significado… el infinito.